Marcas

Proveedores

No hay proveedores

Newsletter

Easy Star Multiplex Completo Ampliar

Easy Star Multiplex Completo

Easy Star Multiplex completo con emisora, servos, variador y motor.

Más detalles

Advertencia: ¡Últimos artículos en stock!

198,00 €

En rebajas ¡En descuento!

El Easy Star es un avión fabricado por Multiplex, un fabricante alemán de productos relacionados con el aeromodelismo. Está hecho de Elapor, un poliuretano mas denso que el que se utiliza para los embalajes de los electrodomésticos (esa especie de corcho blanco) lo que le dota de una gran resistencia a los golpes y muy poco peso. 

El kit básico, que no sobrepasa los 60 euros de coste, está compuesto por el fuselaje dividido en dos mitades, las alas separadas, el empenaje del timón de dirección y el de profundidad, una cubierta de la cabina, un motor eléctrico de 6 voltios, una hélice, unos tubos para insertar las varillas de mando que también se incluyen, tornillería y pequeño material  y una cartulina con pegatinas para adornar el avión.

El avión tiene una envergadura (distancia entre alas) de 1.370 miliímetros, un largo de fuselaje de 870 milímetros y un peso aproximado incluyendo batería de unos 680 gramos. Las funciones que se manejan por medio de la emisora de radiocontrol son la dirección (es decir el giro a derecha o izquierda), la profundidad (la subida o la bajada del avión) y el motor, acelerando o desacelerando.

El montaje es muy sencillo ya que el kit tiene una buenas instrucciones traducidas al español. Básicamente consiste en ir pegando cada parte del fuselaje y los empanajes de la cola con cianocrilato que puede ser de cualquier marca aunque es recomendable que sea de alguna conocida. Al contrario de lo que pueda parecer, el cianocrilato tarda en secar al menos cinco minutos cuando se pone en contacto con el elapor. Existen el mercado unos líquidos llamados activadores que pueden acelerar el proceso de secado. Las alas se montan de forma independiente sin pegar y van unidas por medio de una varilla de fibra de vidrio, un sistema muy inteligente y rápido aunque no exento de holguras con el uso.

En la siguiente fotografía se puede observar el montaje de uno de los servos (no incluido en el kit) Como se puede apreciar va inserto dentro de una caja ya fabricada en el fuselaje. El servo entra a presión pero para asegurarlo un poco mas es conveniente ponerle unas gotitas de cianocrilato en las partes que quedan en contacto con el elapor. Si alguna vez queremos sacar el servo, cortando con cuidado con un cuter lo podremos hacer. También se puede observar la varilla de mando y los tubos de plastico que contienen la varilla. Dichos tubos van metidos en una ranura y pegados también con cianocrilato. La parte naranja es una pegatina de adorno.

Distribución de un servo 

 

En la siguiente fotografía se aprecia el detalle del motor y la hélice. En motor va en la parte de atrás del fuselaje dentro de una especie de campana. Hay que tener cuidado en dejar las rejillas de ventilación libres, y pegarlo también con unas gotas de cianocrilato a la campana. La hélice va pegada al eje del motor con pegamento estandar de dos componentes. Hay que asegurarse de que la hélice esta bien montada, el aire debe tirarlo para atrás. Si se siguen las instrucciones es dificil montarla al revés. Todo el avión es un canto a la simplicidad y a la eficiencia. La hélice atrás supone el estar a salvo de cualquier mal aterrizaje (muy comunes al principio cuando uno es novato), evita la rotura y el que nos tengamos que ir a casa antes de lo previsto.

Detallle del motor 

 

En la fotografía siguiente se puede apreciar un detalle del timón de dirección (lo que hace que el avión gire a la derecha o a la izquierda) La visagra la realiza el propio elapor, y que hay que cortar por la parte de arriba con un cuter para que quede libre y pueda moverse. No es necesario reforzarla, aunque hay aficionados que le ponen cinta de vidrio o americana. La pieza de plático blanca en forma de T va pegada con cianocrilato. Se observa los tornillos que sujetan la varilla de mando y los dos tubos de plástico que la contienen. Conjunto práctico y muy limpio. Después de varias horas de vuelo y muchos malos aterrizajes (aporrizajes en la jerga de los aeromodelistas), no he observado ningún tornillo desaflojado ni que la pieza en forma de T se haya despegado, tampoco hay fatiga en la visagra del timón. 

Timón de dirección 

 

Un detalle del empanaje de profundidad (lo que hace que el avión suba o baje) se puede observar en la fotografía siguiente. El sistema de mando es el mismo que el del timón de dirección. Va pegado, dicho empanaje, al extremo del fuselaje con cianocrilato. Es muy impotante que el timón de dirección y el empanaje de profundidad queden perpendiculares ya que la falta de perpendicularidad provocará que el avión tienda a irse a la derecha o a la izquierda. También es necesario que el empanaje de profundidad quede paralelo a las alas porque si no es así provocará los mismos efectos. El cable gris es la antena del transmisor.

Empanaje de profundidad 

 

La alas no necesitan practicamente montaje, únicamente se pegan unos listones de elapor por la parte de abajo que servirán para alojar una varilla de fibra de vidrio que sirve de refuerzo a las dos medias alas. Se puede obsevar en la fotografía el ajuste de las mismas.

Encastre de las alas 

 

Dentro del fuselaje hay una cabina que sirve para alojar los elementos necesarios para que pueda volar el avión: batería, transmisor y variador. No es demasiado grande pero hay espacio suficiente.

Detalle de la cabina

 

Es conveniente reforzar algunas partes del avión con cinta americana o cinta de fibra de vidrio, concretamente el morro y la panza del fuselaje porque son las dos partes que mas golpes van a sufrir, sobre todo al priincipio cuando no sabemos volar. En las fotos de abajo se puede apreciar la cinta americana que lleva mi Easy.

Cinta en la panza

Cinta en el morro

 

El transporte del avión al campo de vuelo no presenta ningún problema pues cabe en cualquier maletero (hay gente que se lo ha llevado en bicicleta). Las alas van desmontadas y una vez en el sitio se montan en diez segundos con un poco de presión. Aquí teneis el aparato en cuestión después de unas cuantas horas de vuelo y aporrizajes. La parte que mas da la lata es la cubierta de la cabina pues cada vez que hacemos un mal aterrizaje suele saltar. Hay gente que le ha colocado imanes para que cierre mas fuerte, yo simplemente le he colocado un trozo de cinta americana.

Easy en campo de vuelo